Reflexiones sobre BCapital 2018 y la relación entre Laura Laurens y Kanye West

Processed with VSCO with m5 preset

Bastardo. Fotografía de Mateo Navarro para TheFashionReporter.Net. 2018.

De la moda y mil demonios. Pareciera que el cierre de BCapital sirvió para purgar múltiples ideales tradicionales.

Processed with VSCO with m5 preset

Bastardo. Fotografía de Mateo Navarro para TheFashionReporter.Net. 2018.

BCapital llegó hace cuatro ediciones para convertirse en un espacio tan importante para la moda local, que invita a la irreverencia y a la reinterpretación de los códigos habituales de vestuario. Es un evento que acoge tanto a las tendencias sartoriales como a las independientes, pero más allá de esto, es capaz de promover una reflexión sobre el vestuario y la forma en la que lo llevamos.

Processed with VSCO with m5 preset

Bastardo. Fotografía de Mateo Navarro para TheFashionReporter.Net. 2018.

El cierre de BCapital estuvo cargado de propuestas acordes a la esencia del evento y su público objetivo, revelando una corriente de pensamiento que se atreve a visualizar la moda desde otras perspectivas creativas, llevando al ejercicio de concebir la moda desde posibilidades alternativas: vistiendo estampado sobre estampado, sandalias con medias, pantalones cortos en clima frío.

Las propuestas en este espacio, y en consecuencia al cierre, tuvieron diferentes fuentes de inspiración y conceptualización. Marcas como Bastardo presentaron propuestas plagadas de referencias en relación con la naturaleza y lo botánico, que se desarrollaban en medio de estampados de algunos anfibios y algunas plantas que emergían e insectos que emergían en las espaldas de las modelos, abarcando hasta los rostros. De forma contraria, Ricardo Pava presentaba una estética que retaba los moldes clásicos del traje, utilizando materiales innovadores, una paleta clásica y la inclusión de una mujer que evidenciaba la ambigüedad de la colección.

Ricardo Pava. Fotografía de Mateo Navarro para TheFashionReporter.Net. 2018.

El cierre, a cargo de Laura Laurens, fue protagonizado por las piezas sin terminar que representaban la oportunidad para aquellas piezas que consideramos desechables, de volver a ser utilizadas de múltiples formas. Fue una camiseta negra básica ya un poco descolorida (como por el paso del tiempo) incluida en la colección, la que llevó a analizar la relación entre West y Laurens. Hace varios años la polémica fue levantada por Kanye West al llevar durante la semana de la moda en París, una camiseta descolorida y rota en primera fila. Él, al igual que Laurens recibió múltiples críticas, sin embargo el discurso de Laurens se percibe trasgresor y tan necesario, que puede catalogarse como una de las pasarelas relevantes en BCapital 2018.

Su valor no se encontraba en la magnificencia de las prendas, ni en deslumbrar a la audiencia como parte del cierre (como ya estamos acostumbrados) sino en dejar una profunda reflexión que partía de la pregunta “¿fue éste un cierre digno para BCapital, o estamos ante nuevas formas de concebir moda de lujo o conceptual?

 

Para realizar este análisis, es importante partir del origen de la colección Laura Laurens para BCapital 2018, el contexto y trasfondo que tocaban, y otras colecciones presentadas en el marco de la feria de moda.

BCapital en esta edición se trazaba un objetivo importante al buscar tocar fibras desde la reinterpretación de lo artesanal y ancestral, ligado al conocimiento indígena y un pasado histórico que ha hecho de Colombia lo que es hoy en el plano social, económico y artístico. Y aunque en el país diseñadores como Juan Pablo Socarrás y SOY de Diego Guarnizo y María Luisa Ortíz han retornado poco a poco al artesano, reunir en un mismo espacio (como el Teatro Faenza, México y Mapa) diferentes estéticas y propuestas provenientes de los diseñadores, generaría múltiples visiones sobre un mismo tema. Fueron precisamente A New Cross Laura Laurens las marcas encargadas de comunicar otras realidades, que también hacen parte de la historia, pero que usualmente se tratan tímidamente o simplemente son incómodas de discutir: la discriminación y violencia en Colombia.

Por un lado, con “Todo lo que no tejí” A New Cross habló de un contexto violento cotidiano en las poblaciones más vulnerables del país, al presentar su colección plagada de fique, en un escenario con varios cuerpos reales bajo sábanas blancas, tal como se cubren los cadáveres en una escena de crimen. Por otro lado, Laura Laurens exponía un mensaje político poderoso, narrando la realidad de las mujeres indígenas transexuales y su contexto enmarcado por rechazo y destierro. Sin Clóset, el espacio periodístico de El Espectador, retrataba hace un tiempo esta realidad que ha tomado fuerza mediática en el país.

El mensaje político que suscitan las colecciones anteriormente mencionadas, abren el espectro al reconocimiento de realidades que hacen parte de lo que somos. Y es justo en este punto que la similitud entre Laurens y West es más visible, puesto que las posturas sociales que se adoptan en muchas ocasiones se desligan de la moda, para que desde el mismo vestuario se comunique un mensaje de inconformidad o visibilidad. ¡Grande Laurens y su valentía al hablar de lo que otros no quieren oír!

Advertisements
mateonavarrotfr

Director de TheFashionReporter.Net

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s